"La vida entera puede ser sugerida por el temblor de una hoja."
Federico Fellini

sábado, 6 de diciembre de 2008

El extraviado, el extravío: Leónidas Lamborghini

(Continuación de la entrada "A fin de cuentas")
Pienso y leo en paralelo. Y acá me atrevo a comparar dos poetas "incomparables": Máximo Simpson y Leónidas Lamborghini. El poema de Máximo (ver entrada del 29 de noviembre) , me trajo a la memoria a Leónidas Lamborghini. Nada que ver. Y sin embargo..., justamente, por ser poetas de la misma generación, uno lírico y el otro antilírico y paródico, es más curiosa cierta semejanza de actitudes. Y de textos. Copio El extraviado, de Leónidas, y El rastreador, de Máximo:

El extraviado

Como el que un día
leyendo el diario
se sorprende
en la sección extraviados
y quién soy
y dónde estoy se pregunta.
Como el que ve esa foto
de su rostro
allí
y reconoce su rostro
pero no se identifica
y quién soy
y dónde estoy se pregunta.
Como el que lee
sus datos de identidad
allí
debajo de la foto
de su rostro
y se identifica
pero no se reconoce
y quién soy
y dónde estoy se pregunta.
como el que intenta
hacer memoria
y toca su cuerpo y se dice
soy éste, estoy aquí
y comienza a buscarse
y no se encuentra
como ese
como ese
y quién soy
y dónde estoy se pregunta.


El rastreador

¿Dónde están las pisadas de mi pasos,
dónde están las miradas que dejé por el aire?

En pos de aquellos rastros
camino tras el puma,
el buitre, la calandria,
pruebo pasto, mastico,
huelo el viento, la brisa,
registro las raíces,
las grietas, los resquicios,
vuelvo atrás, adelante, giro en torno
del olor a pasado,
a triste antigüedad, a tardes viejas,
convoco desde el sueño las guitarras del mar,
los tambores del tiempo.

¿Quién soy yo entre tinieblas?

Yo soy el rastreador,
el que se busca.
Lo que insiste en ambos textos es la indeterminación del que habla; rastreador o extraviado, el lugar vacío del Yo crea el ...(sigue acá)

1 comentario:

AVistuer dijo...

Un placer la lectura de Simpson y Lamborghini, y se entiende la comparación.